Código de ética de Televisa

En innumerables ocasiones, los conductores de noticieros Televisa aluden al código de ética de la empresa para intentar sustentar el tratamiento de la información que dan; se refieren a él en general, como cuando se enarbola una divisa.

El documento no había sido hecho del conocimiento público, hasta ahora. Hace tiempo le solicitamos a la empresa su código ético sin obtener respuesta. La más reciente ocasión ocurrió el 11 de marzo de este año, cuando a través de una carta, el secretario de la Redacción de etcétera, José Antonio Gurrea, lo solicitó a Manuel Compeán, el director Corporativo de Comunicación. Televisa tampoco contestó.

Como el lector recordará, frente a una petición similar, Televisión Azteca tuvo la misma actitud que la de Televisa y fue entonces cuando, como resultado de una investigación nuestra, obtuvimos la información y la publicamos en octubre del año pasado. Ahora, sucedió lo mismo.

Firmado por Emilio Azcárraga Jean, este es el código de ética de Televisa, tal cual, con todas sus erratas y todas las confusiones y sorpresas que, seguro, le van a generar a usted, amable lector. Lo comentaremos próximamente.

A todo el personal del Grupo Televisa:

Me dirijo a ustedes para que todos reflexionemos sobre el reto institucional que conlleva la implementación y evolución del programa de desarrollo y optimización de los procesos de gobierno corporativo para el Grupo Televisa, sus filiales y subsidiarias.

Destaca en este programa la publicación y difusión del Código de Ética, punto de partida y de referencia para dar rumbo a todas nuestras acciones dentro de sanas y transparentes prácticas de negocios y administrativas, así como en apego a los marcos legales establecidos en México y en los demás países en que opera el Grupo.

La adhesión a su contenido es obligatoria para todos los que formamos parte de Grupo Televisa y representa, entre otras cosas, un principio de lealtad institucional, a fin de mantener la imagen y desempeño de nuestra empresa de sólidos valores de integridad, ante clientes, accionistas, proveedores, empleados y la comunidad en general.

Asimismo, paralelamente al Código de Ética, y en apoyo a éste, se establecerán los lineamientos del sistema integral de control interno, los cuales se emitirán para su conocimiento a través de Políticas y Procedimientos. Su cumplimiento da orden y eficiencia a nuestras actividades, minimizando los riesgos que afectan el logro de los objetivos y las metas de la organización.

Los invito pues, finalmente, a hacer de estos principios y políticas parte cotidiana en la ejecución de sus funciones y en el cumplimiento de sus responsabilidades.

Emilio Azcárraga Jean

Marco para una toma de Decisiones ética

Como una guía para decidir un curso de acción, siga estos pasos y pregúntese lo siguiente:

1) Reconoce el hecho, decisión o problema.

· ¿Te están solicitando algo que consideras podría ser incorrecto?

· ¿Tienes conocimiento de una conducta potencialmente ilegal o no ética por parte de otras personas en Televisa o en un cliente?

· ¿Estás tratando de tomar una decisión y no estás seguro de cuál es el curso de acción ético?

2) Piensa antes de actuar.

· Resume y aclara tu problema.

· Pregúntate ¿cuál es el motivo del dilema?

· Evalúa las opciones y sus consecuencias.

· Considera quién puede verse afectado.

· Consulta a otras personas.

3) Decide cuál es el curso de acción a seguir.

· Determina tu responsabilidad.

· Revisa todos los hechos y la información relevantes.

· Remítete a las políticas de Televisa o normas profesionales aplicables.

· Evalúa los riesgos y cómo podrías reducirlos.

· Considera el mejor curso de acción.

· Consulta a otras personas.

4) Prueba tu decisión.

· Revisa las “Preguntas sobre ética a considerar”.

· Aplica los valores de Televisa en tu decisión.

· Asegúrate de haber considerado las políticas de Televisa, leyes y normas profesionales.

· Consulta a otras personas ­pide sus opiniones sobre la acción prevista por ti.

5) Procede con confianza.

· Comunica la decisión y sus fundamentos a las partes interesadas.

· Reflexiona sobre lo que has aprendido.

· Comparte tus historias de éxito con otras personas.

Resumen de preguntas a considerar.

1. ¿Es contrario a las normas de Televisa o profesionales?

2. ¿Parece ser correcto?

3. ¿Es legal?

4. ¿Se reflejará de manera negativa en ti o en Televisa?

5. ¿Quién más podría sufrir el impacto (otras personas en Televisa, clientes, etc.)?

6. ¿Te sentirías avergonzado si otras personas supieran que adoptaste este curso de acción?

7. ¿Existe una acción alternativa que no involucra un conflicto ético?

8. ¿Cómo se vería en los periódicos?

9. ¿Qué pensaría una persona razonable?

10. ¿Puedes dormir tranquilo?

I Propósito del Código

Es la formalización de nuestro compromiso como empresa para desempeñarnos con los más altos niveles éticos.

En éste se articulan las políticas que regulan y orientan las conductas éticas que se basan en la responsabilidad individual de los que formamos parte del Grupo Televisa, S.A., incluyendo todas sus divisiones y subsidiarias.

Todos los consejeros, funcionarios y empleados deben asegurar que se mantenga el más alto nivel de honestidad e integridad en el ejercicio de sus responsabilidades, así como en representación de nuestro Grupo. Cada uno debe actuar de acuerdo con este Código y con las leyes aplicables en el país y otras jurisdicciones gubernamentales en donde el Grupo realiza actividades.

El Código precisa nuestra aspiración empresarial, nuestra misión y los valores correspondientes. Por ello, en la actividad que realicemos, el buen hacer ético es una condición intrínseca y no sólo algo superfluo, es un valor agregado que nos da ventajas competitivas.

II Visión

“Ser líder mundial en la producción y distribución de entretenimiento e información de habla hispana”.

III Misión

“Satisfacer las necesidades de entretenimiento e información de nuestras audiencias, cumpliendo a la vez con nuestras exigencias de rentabilidad a través de los más altos estándares mundiales de calidad, creatividad y responsabilidad social”.

IV Valores

Nuestros valores: Credibilidad, ética, integración, liderazgo, profesionalismo, innovación, comunicación, relación humana, reconocimiento y rentabilidad.

Son parte fundamental para alcanzar nuestra misión y estar en posibilidad de solventar el compromiso que tenemos con nuestro(s): público, clientes, accionistas, proveedores, comunidad laboral y nuestra sociedad.

V Principios de conducta

En Grupo Televisa la viabilidad y el éxito de nuestra labor profesional dependen, en gran medida, de la credibilidad que forjemos ante nuestros clientes, inversionistas y el público en general. Dicha credibilidad se sustenta en el compromiso con cuatro principios que norman nuestra conducta, siendo éstos:

Disciplina

Integridad

Respeto

Discreción

Disciplina

La actividad personal debe realizarse con apego a las políticas y normas internas, las leyes y los reglamentos, ya que ello da orden a todo lo que hacemos y por ende garantiza el logro de los objetivos de la organización y asegura el patrimonio institucional.

Integridad

La estatura genuina del ser humano sólo puede rescatarse en una actitud ética; por ello debemos ser congruentes entre lo que decimos y hacemos.

Es la armonía ente el individuo y la organización, de manera tal que tenga un genuino interés en tratar a accionistas, clientes y empleados de manera respetuosa, teniendo siempre un trato profesional.

Nuestra actitud ética nos permite consolidar la reputación de integridad de nuestro Grupo, la cual ha sido construida por los que en éste laboramos, y por quienes lo hicieron en el pasado y al final la integridad es la más importante técnica con la que trabajamos.

Respeto

Todos los que formamos parte del Grupo, jefes y subordinados, estamos obligados a actuar dentro de un marco de respeto y tolerancia hacia los demás, ya que ello nos permitirá afianzar las relaciones interpersonales básicas para el buen desempeño de nuestras actividades.

Deseamos la existencia de un clima organizacional sano, que propicie el desarrollo de la fuerza laboral y fomente el trabajo en equipo, lo que redundará en conductas adecuadas para el cumplimiento de las responsabilidades individuales y el bienestar colectivo.

Discreción

Nuestra conducta ética nos obliga a tratar los asuntos o la información, que como producto de nuestro trabajo conocemos, con absoluta reserva y por lo tanto no la podemos divulgar a terceros, salvo aquellos con los que se está autorizado a compartir.

VI Adhesión al Código

Todos los consejeros, funcionarios y empleados del Grupo deberán, sobre una base anual, certificar su entendimiento y cumplimiento con los requisitos de este Código. La certificación requiere que se firme y se devuelva un Certificado de Cumplimiento en una forma que será suministrada por Recursos Humanos. El incumplimiento de este proceso se considerará como resistencia al cumplimiento de este Código y puede resultar en una acción disciplinaria e, incluso, en la terminación justificada de su relación de trabajo con la Empresa.

VII Políticas

1 Marco Legal

1A

Uno de los propósitos de este Código es la observancia de las leyes, tanto en su forma como en su espíritu, es el cimiento sobre el cual están construidos estos principios éticos de la Institución. Buscamos lograr mejores resultados que la competencia en forma justa y honesta. Buscamos beneficios competitivos a través de un desempeño superior, nunca a través de prácticas comerciales no éticas o ilícitas. Los consejeros, funcionarios y empleados del Grupo deben respetar y obedecer las leyes aplicables de las jurisdicciones en las cuales operamos. El incumplimiento en los procesos podría dañar seriamente a la Empresa y su prestigio.

2 Responsabilidad Social

2A

La Empresa está comprometida con la protección ambiental, salud y seguridad para sus empleados, clientes, vecinos y terceros que puedan ser afectados por sus productos o actividades. Aunque este compromiso se basa en el cumplimiento con la ley, éste va más allá de ese fundamento.

Para efecto del cumplimiento de estas leyes, los empleados están obligados a cumplir con las disposiciones internas que se emiten en cuestión de protección ambiental, conservación de la salud y protección civil.

2B

Grupo Televisa cuanta con un Reglamento Interior de Trabajo, cuyas premisas representan el compromiso de la Empresa y de los empleados para promover la disciplina, seguridad, salud y bienestar de nuestros empleados en la convivencia cotidiana.

3 Políticas y Procedimientos Internos

3A

Somos un Grupo de propiedad pública. Por lo tanto, los inversionistas se apoyan en la calidad e integridad de nuestros reportes financieros y boletines de prensa. Por lo anterior, es imperativo que la Empresa mantenga libros, registros, reportes, resultados y condición financiera en forma precisa, oportuna y adecuada.

3B

Todos los activos, pasivos, gastos y transacciones deben registrarse en los libros contables ordinarios de la Empresa, en una manera que sea consistente con los controles internos y las políticas contables de la misma. La documentación de todas las operaciones comerciales sustanciales debe describir la información esencial en forma precisa.

3C

Queda estrictamente prohibido, de acuerdo a la política de la Empresa y por ley, declarar intencionalmente hechos en forma incorrecta en la preparación de estados financieros, datos financieros u otros registros del Grupo.

3D

El personal que se comunica con nuestros auditores externos y con el personal de auditoría interna, debe apegarse a las normas que se señalan a continuación:

· No debe intencionalmente declarar incorrectamente hechos, u omitir revelar hechos sustanciales.

· No debe realizar o instruir a cualquier otra persona para que realice alguna acción para influir, obligar, manipular en forma intencional o engañar a ningún auditor involucrado en la ejecución de una auditoría de los estados financieros y de las operaciones de la Empresa.

4 Prácticas Comerciales

4A

Las contribuciones políticas o pagos a funcionarios gubernamentales están altamente reguladas y restringidas por la ley. Usted no deberá hacer ningún pago en nombre de la Empresa ya sea en forma directa o indirecta, para influir o para obtener acciones favorables por parte de una dependencia gubernamental, cualquier cargo público o cualquier candidato para cargo público. Esta política no tiene la intención de coartar su libertad para apoyar candidatos y causas políticas dentro de los límites legales; sin embargo, deberá tener cuidado de manera que ninguna acción realizada por usted se perciba como una intención de influir en decisiones gubernamentales en asuntos que afectan a la Empresa. Cualquier contribución personal a cualquier candidato, partido u organización política no deberá estar representada como una contribución de la Institución.

4B

Deseamos tener éxito con base en nuestros méritos, y no debido a que hemos pagado ilegalmente a alguien por algún favor. Asimismo, no deberá comprometerse en procurar, recibir o aceptar, directa o indirectamente ningún soborno, coerción u otro pago o beneficio de ningún empelado o agente de cualquier actual vendedor o posible vendedor, proveedor o posible proveedor, cliente o cliente potencial, arrendador, arrendatario, competidor u otra persona o entidad relacionada con el Grupo.

4C

Nosotros deseamos que las compañías y las personas que realizan actividades comerciales con nosotros estén libres de presiones a dar regalos, favores, o similares a personas que toman decisiones.

Queda prohibido procurar o aceptar regalos de clientes o proveedores o de otras personas que actualmente o que en el futuro puedan realizar actividades comerciales con el Grupo a menos que se haya obtenido previa aprobación como se describe a continuación. Los regalos incluyen mercancías, servicios, entretenimiento despilfarrado o inusual, viajes personales, uso de bienes inmuebles y otros productos tangibles o intangibles.

Esto es verdad independientemente del valor del regalo o de cualquier forma de servicio. Los regalos no solicitados deben rechazarse si es posible, citando este Código. Si rechazar un regalo mermara una relación comercial, se debe informar a la Vicepresidencia Jurídica del Grupo, y la Empresa a su discreción puede hacer una excepción. Cuando no sea práctico devolver regalos no solicitados, se deberán turnar, con el acuerdo del Auditor Interno, a instituciones de beneficencia apoyadas por el Grupo, tales como Fundación Televisa y/o Fundación Teletón. Bajo ninguna circunstancia puede usted aceptar regalos en efectivo o de valores.

4D

Está permitida la aceptación de entretenimiento razonable (por ejemplo, almuerzos/comidas de negocios) de acuerdo con la práctica acostumbrada, pero en ningún caso debe usted aceptar arreglos para viajes o vacaciones personales o favores similares de nuestros clientes o proveedores. La asistencia a eventos deportivos o de teatro, o tener almuerzos/comidas de negocios involucra una práctica comercial aceptable y normal si se mantiene dentro de los límites razonables.

4E

Si el valor del regalo o el entretenimiento excede de dos salarios mínimos mensuales por receptor individual, se requiere de previa aprobación escrita específica de la Vicepresidencia Jurídica del Grupo.

4F

El propósito de las leyes antimonopolio es el proteger, promover y preservar una competencia libre, justa, honesta y vigorosa. El cumplimiento con las leyes, con estas normas y nuestra política antimonopolio, es una parte fundamental de los valores de Televisa.

Aquí se describen algunos fundamentos de “hacer” y “no hacer” de nuestra política:

NUNCA acepte junto con un competidor:

(a) fijar precios u otras términos o condiciones de venta o compra

(b) dividir un mercado adjudicando clientes o territorios

(c) rehusarse a realizar operaciones con terceras partes o

(d) limitar o reducir la producción.

NUNCA (salvo que esté aprobado por la Vicepresidencia Jurídica) intercambie información con competidores con respecto a precios u otras términos o condiciones de venta, costos o márgenes de utilidad. SIEMPRE anote la fuente pública o el cliente de cualquier información de precio competitiva que usted obtenga.

· NUNCA asista a una reunión con un competidor en la cual es probable que se traten asuntos de precio o asuntos delicados de la competencia. Si empezó una discusión de precios en una reunión con un competidor, abandone la reunión inmediatamente.

· NUNCA participe, ni permita que ningún empleado participe en actividades de asociación comercial sin observar cuidadosamente las reglas señaladas en estas directrices.

· NUNCA requiera que un cliente compre de Televisa como condición de que Televisa compre de esa firma, ni amenace a un cliente diciéndole que Televisa no comprará de él a menos que éste compre de Televisa.

· NUNCA realice ninguna de las siguientes actividades sin previo consejo del asesor legal:

(a) requerir a un cliente que adquiera un producto o un servicio para adquirir otro producto o servicio (arreglo obligado) o

(b) prohibir a un cliente adquirir de un competidor de Televisa (arreglo de negociación exclusiva).

· SIEMPRE reporte posibles problemas de antimonopolio a la Vicepresidencia Jurídica, incluyendo invitaciones u ofertas de competidores o clientes para involucrarse en lo que puede ser una actividad ilegal.

5 Transacciones con Valores de la Empresa

5A

Debido a que la gente que opera valores sobre la base de “información interna”, tiene un beneficio injusto sobre otros inversionistas, tales acciones son ilícitas y podrían someterlo a usted y a la Empresa a riesgos y sanciones. Si tiene acceso a información confidencial, no está autorizado para utilizarla o compartirla para fines de operación de acciones, ni para ningún otro propósito, excepto la conducción de nuestro negocio. Tampoco puede proporcionar a otros (incluyendo miembros de la familia), información interna sustancial.

Los miembros de su familia inmediata (cónyuge e hijos) se presume que tienen la misma información que tiene usted, y por lo tanto, ellos no pueden involucrarse en ninguna actividad que viole esta política.

5B

No puede comprar o vender acciones del Grupo o acciones de otra compañía pública con la cual ésta pueda estar involucrada en una transacción propuesta importante (tal como una adquisición) mientras usted está en poder de información interna que podría afectar el precio de las acciones si éste se hace del conocimiento público. Una vez que la información ha sido revelada públicamente, usted todavía deberá abstenerse de operar en esas acciones hasta que la información haya sido adecuadamente divulgada al público y los inversionistas hayan podido evaluarla.

6 Conflicto de Intereses

6A

El “conflicto de interés” se origina cuando entran en juego los intereses personales, del Grupo y de terceros. Una situación de conflicto puede surgir si realiza actos o tiene intereses que pueden causar dificultades para ejecutar su trabajo para la Empresa en forma objetiva y efectiva.

Los conflictos de intereses también pueden surgir si usted, o los miembros de su familia, reciben beneficios personales inadecuados como resultado de su cargo en la Empresa. Los “miembros de su familia” significa: cónyuge, padres, hijos(as), hermanos(as), abuelos(as), madrastra, padrastro, hermanastros(as), hijastros(as), tíos(as), sobrinos(as), primos(as), familiares políticos dentro de una de estas categorías o cualquier otra persona con quien usted tiene una importante relación personal estrecha.

El uso de buen juicio es la mejor manera de evitar conflictos de intereses. Sin embargo, si usted se involucra en cualquier actividad o transacción personal que podría causar un conflicto entre los intereses personales y los de la Empresa (o aun la apariencia de dicho conflicto), usted debe revelar información respecto al posible conflicto por anticipado y por escrito a la Vicepresidencia de Auditoría Interna y a la Vicepresidencia Jurídica, quienes lo presentarán al Comité de Auditoría para su aprobación.

La Empresa, a su entera discreción, puede negar la solicitud de un empleado. En virtud de que estas decisiones se toman sobre una base de caso por caso, las decisiones hechas en casos similares pueden ser diferentes.

Los conflictos de intereses quedan prohibidos excepto bajo normas aprobadas por el Consejo de Administración o su Comité de Auditoría. Las actividades o cargos aprobados por anticipado por el Comité de Auditoría del Grupo, no se considerarán un conflicto de interés bajo este Código.

6B

Se espera que los empleados dediquen su esfuerzo, energía y lealtad total a Televisa. Con esto en mente, la Empresa desincentiva el que los empleados se involucren en trabajos ajenos o presten servicios a entidades de lucro. Casi siempre existe un conflicto de interés si usted trabaja para un competidor, cliente o proveedor.

Esta restricción no tiene la intención de impedir a los empleados el ofrecerse como voluntarios para actividades de beneficencia y otras actividades comunitarias que no tengan fines de lucro. De hecho, la institución anima a los empleados que desean ofrecerse como voluntarios para tales entidades; en tanto que estas actividades no interfieran con las responsabilidades y deberes del empleado.

Debido a que la participación como funcionario de una entidad gubernamental o paraestatal puede resultar en un conflicto de interés o un posible conflicto de interés, usted deberá obtener la aprobación correspondiente.

6C

No debe hacer que la Institución realice negocios con cualquier empresa, cliente o proveedor, en la que usted o un miembro de su familia en forma directa o indirecta obtenga ganancias personales.

Potenciales operaciones con negocios de familia u otros negocios en los cuales usted participa como propietario, socio, consejero, funcionario, empledo, asesor o accionista y que pueden crear un conflicto de intereses, y/o pueden interferir con sus deberes hacia la Empresa, deben ser divulgadas por escrito a la Vicepresidencia Jurídica del Grupo para su aprobación. La apariencia de favoritismo, que sea potencial para conflictos y la probabilidad de desanimar otros proveedores de servicio/producto en el futuro, serán considerados cuidadosamente por la Vicepresidencia Jurídica del Grupo antes de decidir sobre la aprobación de la operación.

6D

No debe invertir en ningún valor (acciones, bonos, opciones, ventas en corto, etc.) o prestar dinero o de alguna otra manera invertir en un cliente o proveedor su compañía matriz o cualquier subsidiaria, a menos que la cantidad global invertida constituya menos del uno por ciento (1%) de la deuda o patrimonio pendiente del cliente o proveedor. Usted debe reportar inmediatamente por escrito a la Vicepresidencia Jurídica del Grupo cualquier inversión en clientes o proveedores que exceda al límite antes mencionado. La Vicepresidencia Jurídica del Grupo decidirá el curso de acción apropiado, incluyendo la posible disposición de tales inversiones. Para fines de este párrafo, los términos “invertir” o “inversión”, incluyen: cualquier inversión, propiedad, o de beneficio personal, o propiedad de miembros de su familia, u otros beneficiarios o terceros, en donde el efecto es que usted derive cualquier beneficio de dicha inversión.

No existe tal conflicto de interés si (i) la empresa es una sociedad cuyos valores estén cotizados en una bolsa de valores nacional, estén cotizados en NASDAQ, o estén regularmente operados cuando menos una vez por semana en el mercado público, y el interés del empleado en la empresa no exceda a lo que sea mayor entre $50,000 o el 20% del valor de la inversión total del empleado en empresas comerciales, o (ii) la propiedad sea a través de un fondo mutualista mantenido por numerosas personas.

6E

Se prohíbe a los empleados, funcionarios y consejeros (a) tomar en forma personal aquellas oportunidades que pertenecen en forma apropiada a la Empresa, o que se descubren a través del uso de bienes, información o posición corporativos, (b) utilizar propiedades, información o posición corporativa para ganancias personales, y (c) competir con la Empresa. Los empleados, funcionarios y consejeros tienen un deber para con la Institución de beneficiar sus intereses legítimos cuando surge la oportunidad.

6F

Los proveedores serán seleccionados mediante procedimientos de selección justos y abiertos, en base a la calidad, necesidad, desempeño y costo. Todas las compras de proveedores deben estar de acuerdo con las políticas de compras del Grupo.

6G

El conflicto de interés puede surgir también internamente, por lo que no se permite la contratación de cónyuge, familiares por consaguinidad o por afinidad que laboren en una misma área o que tengan influencia en los procesos de trabajo o en alguna definición de carácter laboral (ascensos, compensaciones o sanciones).

7 Uso y Revelación de Información

7A

En términos generales, la “información interna sustancial” se define como cualquier información no pública que un inversionista razonable consideraría importante para una decisión de inversión. Los siguientes aspectos, si no han sido del conocimiento público, podrían ser considerados importantes para una decisión de inversión: información respecto a ventas, ganancias, estimados, cambios en la política de la estructura de capital o dividendos, la adquisición o disposición de estaciones u otros activos importantes, planes estratégicos, convenios para programación o talentos en el aire, pérdida de un proveedor significativo, cambios importantes de personal, litigios significativos o la posible venta de valores patrimoniales o de deuda. Esta lista no es exhaustiva.

Aquellos consejeros, funcionarios y trabajadores que por la naturaleza de su trabajo es más probable que entren en contacto con información interna sustancial, deberán firmar anualmente una declaración de que reconocen el cumplimiento con la política para el manejo de valores de la empresa, así como para revelar cualquier compra y venta durante el año, de acciones de Grupo Televisa y/o subsidiarias que coticen en bolsas de valores.

7B

Televisa requiere que usted se conduzca de una manera profesional y mantenga en todo momento las más altas normas éticas comerciales. Los asuntos comerciales de Televisa y sus clientes son de carácter confidencial

y no deben discutirse con ninguna persona, aún (sic) con otros empleados, excepto en la medida que se requiera para el curso normal de los negocios de Televisa o bajo previa autorización de su supervisor. En ningún momento puede usted usar o divulgar información confidencial (incluyendo cartas, memoranda y documentos internos de la Empresa), a ninguna persona, empresa o entidad para promover su propio interés. Tampoco puede acceder a información confidencial de supervisores u otros empleados de la institución.

7C

Si usted divulga información o documentos confidenciales, además de la terminación inmediata de su empleo, puede verse sujeto a responsabilidades civiles, penales o ambas, como lo estipula la ley. Es mejor referir todas las indagaciones respecto a información confidencial a su supervisor. Si usted no está seguro respecto a la confidencialidad de alguna información en particular, debe preguntar a su supervisor.

7D

Los terceros que presten algún servicio a Televisa y que por la naturaleza del mismo y para su cumplimiento tengan a acceso a información no pública, deberán mantener en total confidencialidad la información que reciban y, en su caso, suscribir el convenio de confidencialidad que para dichos efectos determine la empresa.

8 Recursos Institucionales

8A

La protección de los bienes y servicios de la Empresa es vital para nuestra actividad. Queda prohibido el uso de fondos, servicios o activos del Grupo para cualquier propósito ilícito o inadecuado. Los bienes de la Empresa ­muebles e inmuebles, equipo, herramientas, vehículos, etc.­ no deberán ser usados para beneficio personal o con propósitos no autorizados.

8B

La venta, renta, donación o disposición de los bienes de la Empresa, sólo podrán ser realizadas por personas autorizadas y acorde con los procedimientos establecidos.

8C

Los fondos de la Empresa no podrán ser utilizados para propósitos políticos. Cualquier actividad política deberá realizarse fuera del horario de trabajo, y no podrán ser utilizados los bienes de la Empresa para ello.

9 Ambiente de Trabajo

9A

El personal es, sin duda, nuestro capital más valioso y merece, por ende, atención y respeto. La idea que tengamos respecto a nuestro personal influirá irremediablemente en todos los ámbitos de la Empresa.

En nuestra Empresa todo trabajador es considerado como una persona que posee:

· Capacidad para evaluar las situaciones y tomar decisiones.

· Capacidad para responder por lo que hace, por lo que se le puede responsabilizar de sus acciones.

· La obligación de tratar a los demás como éste espera ser tratado.

9B

Por exigencias del trabajo, el personal de nuestra Empresa se distribuye en niveles jerárquicos, buscando así una optimización de los desempeños individuales y obtener beneficios del trabajo en equipo. En el Grupo se reconocen los niveles jerárquicos como una forma de trabajo, y se mantiene siempre ­más allá de las jerarquías­ el respeto a las personas.

Los jefes son responsables de vigilar la existencia de un adecuado ambiente de trabajo, de promover el desarrollo laboral de sus subalternos y de que éstos alcancen su más alto nivel de desempeño. Sus órdenes deberán estar enmarcadas, siempre, dentro de los procedimientos autorizados.

10 Conducta fuera de la Empresa

10A

Se espera que usted se apegue a los principios éticos aceptables en asuntos de conducta personal y mostrar un alto grado de integridad personal en todo momento. No debe actuar de manera tal que afecte negativamente a la Empresa y sus actividades comerciales, durante el tiempo que usted no está en el trabajo o no está actuando en nombre de la Empresa.

VIII Interpretación

Cada consejero, funcionario y empleado del Grupo debe actuar de acuerdo con este Código y con las leyes aplicables en el país y otras jurisdicciones gubernamentales en donde la Empresa realiza actividades comerciales. Esta no cubre cada aspecto que pueda surgir; sin embargo, establece los principios básicos.

Si alguna ley entra en conflicto con cualquier política de este Código, usted deberá cumplir con la ley. Si tiene duda con respecto a la aplicación de este Código ante una situación en particular, deberá preguntar a su supervisor sobre la forma de manejarla o seguir los procedimientos que al efecto se señalen.

Aunque no se espera que todos los empleados conozcan los detalles de estas leyes, es importante conocerlas lo suficiente para determinar cuándo buscar el consejo de supervisores, administradores u otro personal apropiado. El Grupo lleva a cabo sesiones de información y capacitación para promover el cumplimiento de las leyes, normas y reglamentos.

Usted debe comprender que estas normas no tienen la intención de contestar todas las preguntas o convertir a la persona que las lea en un especialista. En cambio, están principalmente diseñadas para ayudarle a reconocer los tipos de conducta y los aspectos que tratan las leyes. Siempre que tenga dudas respecto a la posible aplicación de las leyes en cualquiera de sus actividades, deberá consultar con la Vicepresidencia Jurídica.

IX Sanciones

Este Código será administrado por la Vicepresidencia de Recursos Humanos y la Vicepresidencia Jurídica del Grupo, y será supervisado por el Comité de Auditoría del Consejo de Administración del Grupo, a través de la Auditoría Interna.

Cualquier conducta contraria a lo especificado en este Código se considera fuera del alcance de las actividades del empleado. No son aceptables cualesquiera acciones ilícitas o no éticas, o la apariencia de conducta inadecuada o inapropiada de cualquier persona que actúe en nombre de la Empresa.

Aquellos que violen las normas de este Código estarán sujetos a acciones disciplinarias que, inclusive, podrán dar lugar a rescisión justificada de su relación laboral con la empresa, independientemente de cualesquiera otras acciones civiles y/o penales a las que se pudieran dar lugar. Si se encuentra en una situación que considere que pueda violar o conducir a una violación de este Código, siga las orientaciones que al efecto se señalen.

Desengaños en la cumbre

El extenso piso de exhibiciones por donde circularon millares de personas para mirar los pabellones de 250 empresas, gobiernos y organismos de 75 países quedó repentinamente vacío.

Una hora antes aún hervía de concurrentes. Hacía rato que la noche había caído en Ginebra y a las 19 horas de ese viernes 12 de diciembre únicamente permanecían algunos trabajadores que comenzaban a desmontar los stands.

Desde la planta superior del Palexpo podía mirarse, extrañamente deshabitada en contraste con la muchedumbre que la había atiborrado, la enorme superficie donde estuvo la Plataforma ICT4D, que eran las siglas de la feria de discusiones y demostraciones sobre las Nuevas Tecnologías de la Comunicación y la Información para el Desarrollo que se realizó simultáneamente a la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información. Tres nigerianos recogían en cajas de cartón las publicaciones que no repartieron en su pequeño tenderete. Media docena de uniformados trabajadores suizos desarmaban un enorme letrero en la pomposa instalación de la empresa finlandesa Nokia. Algunos papeles desperdigados en el piso recordaban a la multitud que había pasado por allí. La Cumbre Mundial de la Información había terminado con más fatiga que emoción y uno podía preguntarse si sus conclusiones serían menos efímeras que la exhibición de novedades y aplicaciones tecnológicas que la acompañó durante varios días.

Pospuesta solidaridad digital

Planeada con meticulosa y a la postre insuficiente antelación, la Cumbre Mundial que organizaron la ONU, la Unión Internacional de Telecomunicaciones y el gobierno suizo ofreció pocas sorpresas en sus textos de conclusiones. Gobiernos, empresas y organizaciones sociales involucrados en esa deliberación llevaban más de un año examinando sucesivas versiones de la Declaración de Principios y el Plan de Acción de la Cumbre. Al final, nadie quedó del todo satisfecho con esos documentos. Pero ninguno de los participantes estuvo tan descontento que dijera que no había valido la pena el esfuerzo para realizar esa reunión y acudir a ella.

Dos de los grandes temas de la cumbre quedaron pendientes para una segunda fase que se realizará en noviembre de 2005 en Túnez pero en ambos casos se formalizaron mecanismos para resolverlos. Se trata del financiamiento para que los países más pobres puedan abatir la brecha digital y del gobierno para la Internet.

Los documentos finales de la cumbre sugieren que es necesario buscar dinero para tal propósito pero no establecen medidas específicas. Aunque varias naciones ­entre ellas México­ respaldaron la iniciativa de los países africanos para la creación de un Fondo de Solidaridad Digital, esa figura no apareció como tal en el Plan de Acción de la cumbre. Allí se habla, de manera más amplia, de la “Agenda de Solidaridad Digital” que debiera haber entre ricos y pobres para superar la brecha informática.

(En los recuadros que acompañan a este texto reproducimos algunos apartados de los documentos conclusivos de la Cumbre acerca de estos temas. Se trata de una traducción propia porque las versiones oficiales en idiomas distintos del inglés quedaron pospuestas cuando en la plenaria de clausura varias delegaciones, representadas por la de México, se inconformaron con errores que había en las versiones en español que habían recibido de tales documentos.)

Aplaudida cuando se le mencionó en la reunión plenaria de clausura, esa propuesta puso en aprietos a los organizadores de la cumbre en la rueda de prensa que hubo poco después. Varios periodistas africanos mencionaron la ausencia de metas claras para la cooperación de los más desarrollados. Un colega de Senegal que llegó apresuradamente al centro de prensa cuando la reunión estaba por terminar se sentó al lado del enviado de etcétera y nos preguntó qué había acerca del fondo de solidaridad. Cuando le explicamos que el tema no había sido completamente resuelto y a pesar de que ya había concluido la ronda de preguntas el periodista, ataviado de amarillo desde el sombrero hasta los zapatos, increpó a Pascal Couchepin, el presidente suizo que encabezó la organización de la cumbre: “¿qué tan decepcionados están ante el fracaso acerca del fondo digital?”.

El habitualmente sereno mandatario suizo no se había considerado desengañado por la cumbre. Pero ese estilo para interrogar, que toma la opinión del periodista como premisa para ceñir la respuesta del entrevistado, llega a ser exitoso aunque no resulte precisamente ético. Couchepin ofreció una réplica directa: “La ayuda de los gobiernos no lo es todo. Lo que debe haber en cada país es un marco abierto para que llegue la inversión privada”.

En esa frase el mandatario suizo resumió uno de los principales dilemas de la cumbre. Ante la exigencia de las naciones pobres que requieren más apoyo financiero, los países con más recursos contestaron que ese respaldo se lo tienen que ganar diseñando una política económica propicia a la presencia de empresas foráneas.

No hay nada nuevo en el discurso internacional, como puede verse, a pesar de que en Ginebra se habló mucho de igualdad y solidaridad. En esa misma reunión, que fue la última de la cumbre y tuvo lugar minutos después de que había terminado la plenaria, el subsecretario general de la ONU para Asuntos Económicos y Sociales, el hindú Nitin Desai, expresó de la siguiente manera su desesperación ante la insistencia sobre el pospuesto fondo de solidaridad digital: “En cada conferencia aparece este asunto del financiamiento. Pero hay que comprender que uno no tiene gente firmando cheques en estas reuniones”.

Foto: Jean-Marc Ferré
Áspera, la respuesta de ese ex ministro de Economía de India era equivocada. En realidad sí había gente con chequeras dispuestas a contribuir a proyectos de infraestructura digital pero no en respuesta a una resolución de la cumbre sino como decisión unilateral, en cada caso. Durante esos días en Ginebra, Microsoft se comprometió a colaborar con mil millones de dólares en un proyecto a cinco años del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo que se propone instalar redes informáticas en comunidades alejadas de ese servicio. Frente a esa ayuda la oferta del gobierno de Estados Unidos para dar 400 mil dólares al desarrollo de las TIC en países pobres pareció un tanto cicatera. Mucho más invertirán las ciudades de Ginebra y Lyon, junto con el gobierno de Senegal, que anunciaron aportaciones por un millón de euros para tecnología en países en desarrollo.

Gobernar la Internet

El otro gran tema para el cual se instruyó a la ONU a crear una Comisión de Trabajo es el gobierno de la Internet. Entre la pretensión de gobiernos como el estadounidense que quieren establecer un manejo rígido y ceñido a supervisiones estatales y la demanda de los usuarios de la red que buscan mantener las libertades que hasta ahora han existido en ese espacio, tendrá que encontrarse una mediación. La ICANN ­Internet Corporation for Assigned Names and Numbers­ que es el organismo que se ha encargado de administrar los nombres de dominio y los domicilios en la red, ha sido muy cuestionada tanto por gobiernos como por organismos sociales. Sin embargo el esquema con el que ha funcionado, con participación de todos los interesados, podría ser aprovechado para diseñar las nuevas formas de organización administrativa de la Internet.

La cumbre reconoció que el manejo de la Internet “comprende tanto aspectos técnicos como asuntos de política pública y debería involucrar a todos los participantes así como a las organizaciones intergubernamentales e internacionales relevantes”. De esa manera quedó atajada la insistencia de algunos gobiernos (con sesgos distintos, en esa preocupación coincidían representaciones tan disímiles como las de China y Estados Unidos) para que la red de redes quedase supeditada únicamente a ellos. Tampoco se aceptó la exigencia de numerosas organizaciones no gubernamentales que, con el propósito de mantener el espacio de libertades y creatividad que ha sido, buscaban conservar a la Internet al margen de los Estados nacionales.

Sin embargo no se avanzó en la definición del papel que cada actor relacionado con ella tiene en la Internet, ni en el establecimiento de pautas para organizar su desarrollo. Las menciones a ese tema en los documentos oficiales son significativamente huecas. Un sesgo interesante que no se advierte en la traducción es el empleo del término governance que en sentido estricto no significa gobierno sino “gobernancia” o gobernanza de la Internet. Con esa expresión se implica tanto a las tareas de administración propiamente legales y formales como a la gobernabilidad de la red de redes.

Las metas establecidas en el Plan de Acción, aprobado al cabo de tres días de sesiones, resultaron demasiado tímidas para las expectativas que tenían los grupos no gubernamentales. Pero fueron más precisas que las que promovían gobiernos como el de Estados Unidos. A medio camino entre ambas posiciones, los documentos finales de esta cumbre serán piedra de toque para articular políticas nacionales en el desarrollo de las telecomunicaciones.

Desigualdad global

El tenso y complejo balance entre países ricos y pobres, que como en tantos otros rubros se expresa en la disparidad tecnológica, fue patente durante los tres días de la cumbre mundial y en las jornadas previas que nutrieron de participación y vivacidad a ese inusitado encuentro global. Nunca antes en la discusión de tema alguno habían coincidido, a partir de la misma convocatoria, representantes de gobiernos, empresas y organizaciones sociales. Cada quien con sus propios intereses, esa concurrencia vasta y variada era una suerte de crisol del mundo en la exposición y deliberación de uno de sus temas fundamentales: la comunicación.

Cada quien, para señalar virtudes o insuficiencias en ella, ejercía a su manera el derecho a comunicarse. Los consorcios de la radiodifusión, dueños del espectro radioeléctrico y si nos descuidamos también de conciencias y voluntades, montaron espectaculares pabellones donde lucieron pantallas de alta definición, conexiones satelitales y edecanes tan bellas y distantes como el centro de Ginebra que se encontraba a tres kilómetros del aislado y gélido Palacio de Convenciones.

Si nos atuviéramos a la información que ofrecían los diligentes representantes de esas compañías podríamos creer que ahora sí nos encontramos en la aldea global que pronosticara el provocador e indispensable McLuhan. Corporaciones como Vodafone, NEC y Fujitsu se ufanaban de la conectividad que han alcanzado. Pero los datos que allí mismo ofrecían organismos internacionales como la Unesco descartaban ­o matizaban­ cualquier optimismo tecnológico. Menos de 3% de los africanos tienen, hoy, acceso a algún servicio de telecomunicación. En los países más pobres del mundo la Internet llega a menos de 1% de la población. Y además del acceso hay diferencias que hoy parecen insalvables en la calidad de las conexiones. Sólo 1% de los habitantes del planeta disfruta de enlaces de alta velocidad a la red. Los 400 mil habitantes de Luxemburgo comparten más ancho de banda de Internet que los 760 millones que hay en África.

Datos como esos constituyen el incómodo telón de fondo ­que es, al mismo tiempo, motivo y problema­ que definió a la cumbre. Los consorcios de comunicación llegaron a Ginebra con un discurso autolegitimatorio. Cada uno de ellos se ufanaba de promover conexiones para la gente. Todos, expresaban una vocación comunitaria que sus clientes no suelen conocer. La concentración de recursos tecnológicos y de capacidad de influencia mediáticos no ha permanecido impune. Incluso, como apuntamos antes, la imprescindible y cuestionada Microsoft acudió a la cumbre para decir cuán extensa es su capacidad de promover acciones de beneficio social.

Resplandeciente Palexpo

De todo eso se habló en la polifónica y multicultural Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información. Se dijeron tantas cosas y se ofrecieron tantos datos que en un informe como éste resulta imposible siquiera acercarse a describir la profusión de experiencias y opiniones que circularon por el Palexpo ginebrino durante esos días.

Cada cual con su causa, se manifestaba a su manera. Países pobres como Bolivia y Egipto instalaron exposiciones para anunciar sus riquezas naturales y culturales. El pretexto era mostrar cómo se va superando la brecha digital, pero las variedades de tales exhibiciones dependían de la imaginación y los recursos de cada quien. El pabellón de Kuwait exponía ambiciosos monitores de televisión y resplandecientes naranjas (sí, naranjas que se supone estaban recién cosechadas). La delegación de Yemen llevó a un grupo de jóvenes de vestimentas coloridas que al mediodía organizaban desfiles colmado de cánticos y panderos por la sala de exhibiciones. El mayor estruendo lo consiguieron unos bailarines de Samoa con un ruidoso espectáculo que los visitantes europeos aplaudieron con sincero y encandilado entusiasmo.

Todo el mundo ­y esa frase es algo más que un lugar común­ tenía algo que promover. Abierta al público en general previo pago de una cuota de 20 francos suizos ­como 180 pesos­ por día, a la “ICT-4D”, asistieron entre 35 y 40 mil personas. La reproducción de exuberancia tecnológica planetaria que allí se mostraba era impresionante por su diversidad e intensidad pero no dejaba de tener algo de irrealidad. Por mucho que estuvieran presentes los stands de Uganda y el Plan Puebla-Panamá (en una exhibición patrocinada por el gobierno de El Salvador) eso no implicaba que las naciones así representadas hubieran resuelto sus carencias en materia de conectividad y desde luego tampoco otras urgencias sociales de mayor calado. Por mucho que Sharp y Hewlett-Packard mostrasen sus productos en esta exhibición global era claro que había amplias regiones del mundo a donde los beneficios de la sociedad de la información no llegarán en años.

La encantadora prodigalidad tecnológica que se advertía en los pasillos de la ICT4D fue advertida, junto con sus paradojas, por la activista Mirjana Dokmanovic, que dirige un centro de mujeres en Serbia: “Es realmente fascinante estar en Palexpo, Ginebra, estos días. Ser testigo de nuestro futuro ­las TIC trabajando para nosotros, la sociedad de la información para todos, computadoras y televisores en todos los hogares, Internet inalámbrica, tantos celulares resplandecientes y tan simpáticos que nos permiten charlar con quien sea, en cualquier momento y donde quiera que estemos… Realmente es una lástima que tres o cuatro mil millones de niñas y niños, mujeres y hombres, nunca vayan a tener esas cosas en sus casas. Realmente, ¿qué ocurriría si esta resplandeciente Palexpo fuera transmitida, como en ‘El Canal de las Estrellas’, en la mitad de Etiopía o en la India rural?”.

Plenaria mundial

En otro nivel político y geográfico de la cumbre, la sesión plenaria se desarrollaba en una irremediable sucesión de discursos. 54 jefes de Estado, 83 ministros y viceministros y tres docenas de representantes más hasta sumar los de 176 países, así como una docena de voceros de organismos internacionales, tomaron la palabra en seis largas rondas. Muchos aprovecharon para hacer compromisos, otros prefirieron los reproches. El representante de México, el secretario de Comunicaciones Pedro Cerisola, optó por el bajo perfil.

Los discursos de más peso se concentraron el primer día, miércoles 10, en la inauguración de la cumbre. Kofi Annan, secretario general de Naciones Unidas, recordó las varias brechas que se mantienen en la distribución planetaria de bienes informáticos: la escisión entre la tecnología y su disponibilidad para infraestructura de comunicaciones, la división entre contenidos, la desigualdad de géneros, la brecha comercial. Y aunque no lo mencionó de manera explícita el secretario general aludió a la profunda disparidad que se mantiene entre quienes buscan hacer de los medios un negocio más allá de cualquier consideración de servicio público y aquellos que, en los gobiernos y la sociedad, propugnan una comunicación para el aprendizaje y la convivencia.

Un día antes, en uno de los eventos paralelos a la cumbre, Annan se había reunido con los dueños mundiales de los medios electrónicos que presentaron una declaración de propósitos con la que dicen estar dispuestos a tomar parte en el desarrollo y la cohesión sociales. “Sin duda el derecho a la libertad de opinión y expresión es fundamental para el desarrollo, la democracia y la paz y debe permanecer como piedra de toque en nuestro trabajo hacia delante”, dijo el secretario general.

Pero esa libertad suele ser de quienes controlan a los medios ­ya sea tradicionales como la TV y la radio, o de nuevo cuño como la Internet­. Las exigencias para que se amplíe el acceso a los bienes comunicacionales articularon la participación de centenares de organizaciones sociales que se dieron cita en Ginebra en esta cumbre, que formalmente era de jefes de Estado pero donde se escucharon voces muy diversas.

Esas organizaciones estuvieron representadas en la inauguración por Kicki Nodstrom, presidenta de la Unión Mundial de Ciegos. Mujer menuda y fuerte, cuando leía su discurso con los dedos de la mano que recorrían los caracteres en Braille volteaba hacia el auditorio como si escrutara los rostros que la contemplaban con respeto. Sin embargo además de reivindicar la presencia de agrupaciones como la suya e insistir en que debe abolirse la brecha entre quienes tienen y quienes no tienen dinero y recursos informáticos. Ms. Nodstrom no dijo mucho más. Las ONGs se debatieron entre la queja por insuficiencias coyunturales ­como la falta de espacios apropiados para reunirse en el Palexpo­ y la ausencia de propuestas específicas y de alcance global para extender y aprovechar recursos informáticos.

Discrepancias

Las resoluciones de la cumbre estuvieron ceñidas, por un lado, por las presiones del gobierno estadounidense y las principales compañías de informática y radiodifusión. Por otra, estaban las insistencias de los grupos no gubernamentales que en aras de la simplificación, aunque el nombre les queda grande, son denominados como “la sociedad civil”. Ni unos ni otros quedaron satisfechos con los resultados.

El sector empresarial declaró que los documentos finales “no son ideales desde una perspectiva de negocios, pero los negocios sin embargo están dedicados a trabajar junto con los gobiernos y otros participantes de la cumbre para encontrar soluciones más convenientes”. Ese bloque empresarial advirtió: “independientemente de lo que ocurra en esta cumbre las empresas seguirán siendo el principal inversionista y el principal innovador en la infraestructura y los productos, servicios, aplicaciones y contenidos necesarios para una verdadera sociedad global de la información”.

Foto: Jean-Marc Ferré/UIT
Las ONGs expresaron disgusto porque los documentos oficiales no se refirieron explícitamente a los medios comunitarios y no hicieron una condena expresa a la concentración mediática que constituye la tendencia más importante en la comunicación privada de nuestros días. En una declaración el último día de la cumbre el bloque de la sociedad civil exhortó: “Los países anfitriones y las instituciones que contribuyan y participen en el proceso de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información posterior a la reunión de Ginebra deben respetar plenamente los principios enunciados en la Declaración que adopte la cumbre de Ginebra, incluidos los que se refieren a derechos humanos fundamentales para la sociedad de la información y las comunicaciones. Esos principios incluyen la libertad de expresión, de asociación y de información, pero no están limitados exclusivamente a éstos. Para lograr este objetivo, y preparar la segunda fase de la CMSI, debe crearse una comisión independiente que examine las regulaciones y prácticas de las TIC nacionales e internacionales y su conformidad con las normas establecidas relativas a los derechos humanos internacionales”.

Una de las más reiteradas inquietudes de los organismos sociales fue a causa de la débil reputación, en materia de derechos humanos, del país que alojará la segunda parte de la cumbre. Cuando tomaba la palabra alguno de la docena de funcionarios de primer nivel que integraron la delegación del gobierno de Túnez ­encabezada por el malencarado presidente Zine El Abidine Bel Alí­ de inmediato era increpado por algún miembro de un organismo no gubernamental. A los tunecinos les costará trabajo convencer de que las libertades en ese país son suficientes para ser sede, sin contradicciones, de una cumbre eminentemente social como ésta. Otros opinan que esa ocasión es inmejorable para que las libertades políticas mejoren en Túnez.

Por lo pronto, si sus argumentos eran débiles aunque colmados de un persistente voluntarismo, el gobierno de Túnez buscaba congraciarse en la cumbre con recursos menos retóricos. Frente a la puerta principal del salón de plenos ese país instaló un pabellón donde amables jóvenes tunecinas regalaban el café más aromático que podía encontrarse en el Palexpo. Esa cortesía quedaba congelada cuando llegaban los directivos de la delegación de Túnez a quienes el resto de sus compatriotas, incluyendo periodistas, hacían valla cada vez que entraban y salían del stand.

11 mil participantes

De manera paralela a la sesión plenaria se mantuvo un hervidero de conferencias, discusiones, regateos y trueques entre los más de 11 mil asistentes que llegaron a la cumbre. Cada hora durante los tres días había docenas de eventos sobre los más variados temas de la comunicación, desde las TIC y los niños de la calle, el lenguaje local y los medios y las redes en África, hasta los medios en la guerra en Irak, la comunicación pública, los programas de fuente abierta o la telemedicina. Había 288 eventos oficialmente registrados pero ya en la cumbre algunos de los asistentes organizaron varias docenas más.

De 11 mil 47 participantes, de acuerdo con el comité organizador, 41.5% eran representantes de estados y 11% de organismos internacionales. 30% fueron miembros de organismos no gubernamentales y algo menos de 5% representantes y directivos de empresas.

Hubo 970 periodistas acreditados, de 631 medios de todo el mundo. 315 de esos informadores eran de Suiza o radicados en ese país. 88 llegaron de Francia y 53 de Reino Unido. De Italia había 29, de Túnez 28. De Estados Unidos nada más 17, de Japón 16 y de Sudáfrica 15. Había ocho reporteros y redactores de Senegal y dos de Tanzania. El país latinoamericano del que llegaron más periodistas fue Cuba, con 12 enviados. De Argentina había seis, de Bolivia cuatro y tres de Brasil. De México, solamente uno.

Conectividad para 2015

La cumbre acordó que para 2015 todas las poblaciones de la Tierra deberán estar incorporadas el uso de las TIC. Las primeras versiones del Plan de Acción establecían metas más cercanas. En el mencionado año todas las escuelas de todos los niveles, todas las villas, todos los centros de salud, tendrían que contar con terminales de la red de redes. Ahora falta un proyecto de infraestructura y recursos para que ese compromiso de conectividad universal no se quede en mero propósito. Y hay mucho por hacer en el diseño de contenidos para las redes informáticas.

Más allá de los documentos pero junto con ellos, quizá el resultado más importante de la reunión fue el reconocimiento de los medios y la información como uno de los más destacados problemas de la agenda global. Hasta ahora los medios y la información han sido, fundamentalmente, negocio o asunto nacional. Ahora se les entiende como uno de los grandes temas para el cual no bastan las soluciones aisladas que puedan ofrecer gobiernos o empresas. Hay incluso, y sus expresiones fueron de las más insistentes y creativas en la cumbre, quienes asumen a los medios y a la información como causa. Esa convicción representa al espíritu de Ginebra.

En todo eso podía pensar el observador de la cumbre la noche del 12 de diciembre, mientras contemplaba los pasillos vacíos (denominados con ambiciosos nombres como “Calle del Acceso Equitativo” y “Calle de las Comunicaciones para el Desarrollo”) en el piso de exhibiciones del Palexpo. Largamente esperada, abrumadora e intensa, la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información había transcurrido como un suspiro. Los andamios de sus pabellones comenzaban a ser desmontados. Para ser menos efímera que esas instalaciones la cumbre, de allí a Túnez, tendrá que consolidar su presencia global en la deliberación, pero sobre todo en la práctica, de lo mucho que allí se dijo.

* * *

Agenda de Solidaridad Digital

Los compromisos gubernamentales para financiar el esfuerzo de los países más pobres en la apropiación de las nuevas tecnologías de la comunicación quedaron formulados en estos términos en la Declaración de Principios de la Cumbre:

“A fin de construir una Sociedad de la Información global e incluyente, buscaremos y desarrollaremos efectivamente acercamientos y mecanismos internacionales específicos, incluyendo asistencia técnica y financiera… Invitamos a todos los participantes a comprometerse con la ‘Agenda de Solidaridad Digital’ que se establece en el Plan de Acción… Reconocemos la voluntad expresada por algunos para crear internacionalmente y de manera voluntaria un ‘Fondo de Solidaridad Digital’ y por otros para emprender estudios acerca de los mecanismos existentes así como la eficiencia y la viabilidad para ese Fondo”.

La Agenda de Solidaridad Digital es definida así en el Plan de Acción: “apunta a establecer las condiciones para movilizar recursos humanos, financieros y tecnológicos para la inclusión de todos los hombres y mujeres en la Sociedad de la Información emergente… Para superar la brecha digital, necesitamos emplear de manera más eficiente los enfoques y mecanismos existentes y explorar plenamente otros nuevos, a fin de proveer financiamiento para el desarrollo de infraestructura, equipamiento, desarrollo de potencial y contenido, los cuales son esenciales para la participación en la Sociedad de la Información”.

El Plan de Acción precisa el siguiente mecanismo para nutrir de recursos a esa agenda: “Los países desarrollados deberían hacer esfuerzos concretos a fin de cumplir sus compromisos internacionales para financiar el desarrollo, incluyendo el Consenso de Monterrey, en el cual a las naciones desarrolladas que no lo han hecho se les apremia para que realicen esfuerzos concretos hacia la meta del 0.7 por ciento del producto nacional bruto como Asistencia Oficial para el Desarrollo para los países en desarrollo y entre el 0.15 y el 0.20 por ciento del PNB de los países desarrollados a los menos desarrollados”.

* * *

Gobierno de Internet

La Declaración de Principios de la Cumbre considera:

“a) La autoridad responsable para asuntos relacionados con la política pública de la Internet es el derecho soberano de los Estados. Ellos tienen derechos y responsabilidades en temas relacionados con la política pública para la Internet.

b) El sector privado ha tenido y debería seguir teniendo un importante papel en el desarrollo de la Internet, tanto en los campos técnico como económico.

c) La sociedad civil también juega un importante papel en los asuntos de la Internet, especialmente a nivel comunitario, y debería seguir desempeñando esa función.

d) Las organizaciones intergubernamentales han tenido y deberían seguir teniendo un papel promotor en la coordinación de asuntos de política pública para la Internet.

e) Las organizaciones internacionales han tenido y deberían seguir teniendo un importante papel en el desarrollo de los parámetros técnicos y las políticas relevantes relacionados con la Internet.”

En otro apartado, la declaración establece:

“Los temas acerca del gobierno internacional de la Internet deberían ser abordados de una manera coordinada. Le pedimos al secretario general de las Naciones Unidas que instale un grupo de trabajo sobre el gobierno de la Internet, en un proceso abierto e inclusivo que asegure un mecanismo para la completa y activa participación de los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil tanto de los países en desarrollo como los desarrollados, involucrando a las organizaciones y los foros intergubernamentales e internacionales relevantes, para investigar y hacer propuestas de acción, según convenga, sobre el gobierno de la Internet para 2005.”

El Plan de Acción añade que ese grupo de trabajo “debería, entre otras cosas”:

i) desarrollar una definición de trabajo sobre gobierno de la Internet.

ii) identificar los asuntos de política pública que sean relevantes para el gobierno de la Internet.

iii) desarrollar un entendimiento común de los respectivos papeles y responsabilidades de los gobiernos, las organizaciones intergubernamentales e internacionales existentes y otros foros, así como el sector privado y la sociedad civil tanto de los países en desarrollo como de los desarrollados.

iv) preparar un reporte sobre los resultados de esta actividad para ser presentado a la consideración y adecuada acción para la segunda fase de la Cumbre Mundial en Túnez en 2005″.

* * *

Medios

“Reafirmamos nuestro compromiso con los principios de libertad de prensa y libertad de información, así como con los de independencia, pluralismo y diversidad de los medios, los cuales son esenciales para la Sociedad de la Información. La libertad para buscar, recibir, difundir y utilizar la información para la creación, acumulación y diseminación del conocimiento es importante para la Sociedad de la Información. Llamamos al uso responsable y al tratamiento de la información por parte de los medios de acuerdo con los más altos parámetros éticos y profesionales. Los medios tradicionales en todas sus formas tienen un importante papel en la Sociedad de la Información y las TIC deberían desempeñar un papel fundamental en este sentido. Se debería estimular la diversidad en la propiedad de los medios de acuerdo con las leyes nacionales y tomando en cuenta las convenciones internacionales de carácter relevante. Reafirmamos la necesidad de reducir las desigualdades internacionales que afectan a los medios, particularmente los que se relacionan con infraestructura, recursos técnicos y el desarrollo de habilidades humanas.”

(De la Declaración de Principios de la CMSI)